Unicornio saltante sobre la divisa, criterio.

Heráldica gentilicia

Dentro de la heráldica gentilicia clasifico las armas de las personas, de sus familias o linajes.

Cuando un escudo de armas que representa a una persona, sea el caso de un rey, también se usa para representar algo más, como podría ser su reino, lo clasifico como heráldica gentilicia, primando la representación de la persona sobre el resto de otros posibles usos, ya que es este el origen de la heráldica.

Las armas de Álvaro de Zúñiga y Guzmán son un ejemplo de heráldica gentilicia.

Doy a esta clase el nombre que le da [Cadenas y Vicent, V. de; 1975; página 53].

Separador heráldico
Unicornio saltante sobre la divisa, criterio.

Heráldica política

Dentro de la heráldica política clasifico las armas de los estados, como estructuras políticas, y las de sus poderes, las de sus instituciones de gobierno y administración y las de sus subestructuras organizativas, como por ejemplo, regiones, provincias, municipios, etc.

Las armas de la provincia de Cáceres, con Cruz de Alcántara, son un ejemplo de heráldica política.

Esta clase coincide parcialmente con la que [Cadenas y Vicent, V. de; 1975; página 87] denomina «heráldica institucional».

Separador heráldico
Unicornio saltante sobre la divisa, criterio.

Heráldica militar

Dentro de la heráldica militar clasifico las armas de las personas, instituciones, órdenes, cuerpos y entidades militares.

Aunque el ejército sea una institución del estado, le dedico una clase propia en atención a sus especiales características e historia. Las armas de la Región Militar Centro son un ejemplo de militar.

[Cadenas y Vicent, V. de; 1975; página 88] incluye la heráldica militar dentro de su «heráldica institucional».

Separador heráldico
Unicornio saltante sobre la divisa, criterio.

Heráldica religiosa

Dentro de la heráldica religiosa clasifico las armas de las personas, cargos, dignidades, instituciones, comunidades, órdenes y entidades religiosas, fundamentalmente, por su tradición, las de la Iglesia.

Las armas de la Orden de la Merced son un ejemplo de heráldica religiosa.

Esta clase coincide con la que [Cadenas y Vicent, V. de; 1975; página 59] denomina «heráldica eclesiástica».

Separador heráldico
Unicornio saltante sobre la divisa, criterio.

Heráldica socioeconómica

Dentro de la heráldica socioeconómica clasifico las armas de todos los colectivos no incluidos en las clases anteriores, como por ejemplo, las sociedades mercantiles, que pueden representar empresas, sus marcas y productos, las deportivas de clubes y federaciones, las de asociaciones, colegios profesionales, instituciones educativas, las armas otorgadas o asumidas colectivamente, etc.

Por ejemplo, los escudos de las universidades, tanto privadas como públicas, pertenecen a esta clase, el 1o de forma natural y atendiendo en el 2o a su conveniente autonomía de los poderes del estado. De esta forma, las armas del IESE, como escuela de negocios, son un ejemplo de heráldica socioeconómica.

Esta clase coincide parcialmente con la que [Cadenas y Vicent, V. de; 1975; página 119] denomina «heráldica representativa».

Separador heráldico
Unicornio saltante sobre la divisa, criterio.

Heráldica imaginaria

Dentro de la heráldica imaginaria clasifico las armas se atribuyen a personas, entidades o cosas, reales, míticas o imaginarias, que no las pudieron o pueden tener o que si las tuvieron realmente se desconocen o que por diferentes circunstancias ni las pudieron, ni las pueden asumir.

Por ejemplo, las armas de Bruto de Britania, mítico héroe de Troya y fundador de Britania que jamás existió, las armas de Séneca, que históricamente existió, pero que no las pudo tener por ser anterior a la heráldica, las armas Hufflepuff en Hogwarts de los libros de Harry Potter, las armas de la Santísima Trinidad, las de la Lógica de Primer Orden.

Separador heráldico
Libro abierto, hojas de plata, filo de oro, guardas de gules, tapas de sable.

Alfonso X de Castilla; 1265

Escudo de Álvaro de Zúñiga y Guzmán, primer duque de Arévalo

Alfonso X de Castilla, El Sabio, «Las Siete Partidas», su año estimado de terminación es el 1265.


Este es ejemplar que puedo consultar, pues está disponible en la en la Biblioteca Digital Hispánica, es un manuscrito de 42 por 30 centímetros que perteneció en su día a Álvaro de Zúñiga y Guzmán, primer duque de Arévalo, que posteriormente quedó en poder de los Reyes Católicos, inicialmente de la Reina Isabel I de Castilla y, que tras su muerte, don Fernando recuperó por el precio de 5.251 maravedíes. El original está depositado en la Biblioteca Nacional, en la vitrina 4/6.

Este ejemplar, además de sus abundantes letras capitales, tiene ilustradas 8 páginas, que según su posterior numeración a mano y en lápiz son:

  • La página 6, entre cuya ilustraciones pueden verse 2 escudos de la casa de Zúñiga «escudo de plata, una banda de sable y puesta en orla, brochante sobre el todo, una cadena de oro», en este caso formada por de 16 eslabones, 8 redondos y 8 más alargados puestos de perfil.
  • Las páginas 106 y 191, en esta última puede observarse trepando un curioso obispo-lagarto.
  • Las páginas 294 y 331, en la 2a abajo destaca una doncella paseando a un mono para que haga sus necesidades y a su derecha un combate de hombres con cuerpo de bestia.
  • La página 379 y en su anterior no numerada y, finalmente, en la página 415 que comienza con un torneo donde el 2o caballero lleva las antiguas armas de Francia «escudo de azur, sembrado de flores de lis de oro».

El escudo que ilustra esta referencia bibliográfica es el de Álvaro de Zúñiga y Guzmán. Para la creación de su cadena he seguido la ilustración de sus 2 escudos de la ya mencionada página 6 de este manuscrito.


En los siguientes artículos se cita esta referencia bibliográfica:

Referencia bibliográfica del siglo XIII.

Separador heráldico

Sigue por: Guimera López, C.; 1987.

 

Dr. Antonio Salmerón y Cabañas,
,
Paseo de la Castellana 135, planta 7a,
28046 Madrid, España.